Archive for the ‘Gentlemen Talk’ Category

When I talk about an honorable and respectable man, my father comes to mind right away because that is exactly what he embodies. I hope I have inherited all of his positive qualities!

My dad has taught me three very important qualities: patience, hard work, and gratitude. All important to navigate through life! And how best to honor him than to live by these everyday?!

I feel blessed and humbled to be celebrating Father’s Day with my “pops” this year, like I do every year. But this year, our celebration is extra special because it will have been exactly three weeks after I became a legal U.S. resident. This process took more than 18 years. Through it all, my father has been the most patient person, and that patience kept me sane when I was on the long road to becoming a U.S. resident. I can still recall how he would remind me that everyone’s opportunities always come up and that everything we wished for would arrive sooner or later. Oh, how right he was!

11701222_637167979753614_7760628546770413417_n

An important quality my father has taught me has been the value of hard work. He’s your typical Latino hard-working man who, at times, had multiple jobs to make ends meet and went through different occupations to provide for his family. His work ethic was admirable because I never recall hearing from him that he was tired nor ever any complaints about his jobs. He taught me that with hard work and perseverance everything was possible.

Lastly, a third quality I learned from my dad is one rarely followed by others, that of being appreciative or grateful. My dad has always taught me that an appreciative state results in boundless good coming back to me. I’ve put this into practice in my own life and have found that when I am more appreciative than not, I continue to be blessed with wonderful opportunities.

This quality holds so much truth and it is one that I want to pass along to my children.

When I am a father, I am going to make sure to pass along these important qualities to my children: patience, gratitude and the value of hard work.

Happy Father’s Day to all the strong magnificent fathers out there!

Saludos mileniales,

Gustavo

Hace pocos días se me vino la palabra “chivalry” a la mente que traducido al español significa el ser caballeroso. La razón del porque no la tengo exactamente pero si empecé a pensarlo hasta que me hice preguntas a mí mismo, puse más atención a las muestras de caballerosidad en mi entorno y me pregunte si acaso yo también estaba dejando que esta calidad se escapara por completo si es que alguna vez la tuve.

Vivimos en una cultura que cada día es más de “hookup” o de solamente ligar sin ningún compromiso y es allí donde se me vino a la mente lo mucho que la caballerosidad no existe porque muchos pensarían que eso es aburrido o cursi. ¿O están en desacuerdo?

Cual sea tu respuesta te aseguro que estarás de acuerdo conmigo en que nosotros mismos nos hemos encargado de que esto esté pasando. Los de la culpa somos todos los hombres como también las mujeres.

¿Quieren saber porque?

La mujer se ha encargado de siempre definir lo que está bien o mal en la relación con su pareja, y consecuentemente es el hombre quien decide cómo se va a comportar con su mujer. En muchas ocasiones si la mujer demuestra que le gustan los detalles y muestras de cariño el hombre entiende eso y lo va demostrar. Claro, si es un caballero y no un patán o malviviente. Sin embargo, si la mujer demuestra que no es fan de ese tipo de cariños entonces el hombre lo tomara en cuenta.

Algo que si quiero recalcar desde el principio es que no quiero que piensen que estoy culpando a la mujer del porque la caballerosidad casi no existe porque esa no es mi intención. Pero como les comente ambos somos los del error. Y el hombre por querer satisfacer sus deseos y no ver más allá de lo superficial falla en grande en esta materia. Si solo más hombres se demostraran con un poco más de madurez, gentiles y responsabilidad tendrían más éxito en demostrar la caballerosidad que muchos de nuestros abuelos y padres tuvieron.

Puede que mis padres fueron anticuados (old-fashioned) o el crecer dentro de una familia mexicana muy unida resulto en que yo tuviese diferentes valores a los demás pero siempre se me fue recordada la importancia de la caballerosidad y aún más por las mujeres en mi vida.

De parte de mi madre, abuela o tías fue de quien aprendí grandes lecciones y ahora no entiendo él porque es casi imposible para muchos hombres hacer algo que para mí fuese como algo normal – el ser caballeroso.

¡El salir a citas es cosa del pasado! ¿Enserio, quien sale a citas hoy en día? El mundo se ha convertido en obtener un número de teléfono, salir por una bebida y ligar por una noche con desconocidos. Ya no se le da la importancia que se merece el sacar a una chava a un restaurante para conocerse. Hay una razón para salir a cenar — tener una plática muy amena y sin ninguna perturbación para conocer a la otra persona lo más posible.

Man-Being-Chivalrous

Les aseguro que si invitas a una chava a cenar en la primera cita la posibilidad de que te diga que si para la segunda cita son mayores a los que solo la buscan por una noche loca.

A algunos hombres les da pavor el tener que pagar la cena de una chava que apenas están conociendo. Pero los reto a que se fijen más allá del dinero y no se rasquen tanto el codo a la hora de querer ser caballerosos e invítenla a cenar. Piensa positivo, tendrás una cita con una chava que te atrae, aprenderás cosas de ella y puede que ella sea el amor de tu vida. Puede que al final de la noche decidas que no es para ti pero aprendiste unas grandes lecciones de las cosas que no te gustaría encontrar en otras mujeres.

Claramente vivimos en unos tiempos muy diferentes al pasado que hoy en día si un hombre hace cosas que se le parezcan a la caballerosidad lo tildan de mandilón y así no son las cosas. Con esos comentarios a paso lento también hemos venido matando el ser caballeroso.

Entre más veo a mi alrededor más veo que muchos hombres no tratan a las mujeres como se nos fue inculcado. ¿Qué paso a pagar por las cenas, un helado o una bebida? ¿Qué paso con sacar la silla antes de sentarse a comer? ¿Qué paso con abrir puertas y esperar a que las mujeres salgan primero que uno?

¿Dónde perdimos el ser caballeroso? ¿Cuando fue que se convirtió aceptable mandarle un mensaje de texto a altas horas de la noche a una chava solo para que llegue a tu casa para tener sexo?

La comunicación a cambiado completamente de una manera significativa donde según conoces a una persona a través de 140 caracteres por twitter, con “emojis” y abreviaciones como “LOL”, “LMAO”, “NM”, “JK”, “BRB” y muchos más que no te dejan conocer los sentimientos de una persona. Mucha de la comunicación de hoy en día es corta, breve y sin detalle.

La verdad es que no nos tomamos el tiempo de conocer a las personas un poco más y es por eso que el índice de divorcios esta cada día más alto.

Tengo que reiterarlo una vez más– el problema no está en las mujeres pero tengo que decir lo siguiente: mujeres por una razón u otra se han complacido con dejar que los hombres les entreguen lo necesario para satisfacer su relación y muchas veces el ser caballeroso toma un poco más de esfuerzo y detalle. Pero porque han acostumbrado a que su hombre no trabaje tanto poco a poco el ser caballeroso ha muerto.

No existe el esfuerzo de enviar flores, comprar chocolates, ir de viajes, salir a citas románticas en días comunes y no solo en celebraciones o en el día de San Valentín. ¡Eso no cuenta! Jajaja

Ojo, que si tu hombre es detallista entonces no solo te quiere para pasar el tiempo en la recamara.

Eventualmente, siento que las mujeres empezaran a pedir cosas que se merecen como lo que debería ser esperado gracias a las enseñanzas de nuestros padres, abuelos y tíos.

Está en tus manos (hombres y mujeres) de mantener esta bonita costumbre de ser caballeroso viva. Es obvio que las mujeres son las de los pantalones y en cuanto se den su lugar en la relación empezaran a ver cambios favorables de parte de su caballero si en verdad las aman.

© Copyright avivirla.com. All Rights Reserved.